Consejos de estilismo para tu hogar


consejos decoracion hogar

Consejos útiles para cambiar el estilismo de su hogar

El estilismo básicamente busca crear una armonía estética en cualquier ambiente.

En pintura y decoración, tanto en interiores como en exteriores existen diversas técnicas, desde el clásico estilo de estuco veneciano, a las pinturas texturizadas, microcementos, esponjados, papeles pintados, etc., para que cada uno pueda decorar su casa de acuerdo a sus gustos personales y el uso que se dará a los espacios. Lograr un acabado de autor no es sólo cuestión de la elección de unos productos u otros, resulta de la combinación de varios factores como son el estilo y color de los muebles, la luz que tenga la estancia y la que se pretenda conseguir con los tonos y texturas que empleemos, y el sentido de la estética y la armonía, así como la personalidad, de quien decide la decoración. Aconsejamos elegir siempre productos certificados como ecológicos y que no alteren el medio ambiente, lo que figurará en las etiquetas y en la garantía del fabricante.

Diferentes pinturas y texturas

Dentro del amplio abanico de pinturas decorativas que existen en el mercado, podríamos emplear microcemento para las paredes de la cocina, acabado en dos o tres tonos, así como en paramentos de baños en su parte interior pudiendo aplicarse también en el plato de ducha. Se puede utilizar el microcemento en interiores de locales comerciales, con distintos acabados e imitaciones, dando un toque decorativo sorprendente y urbano, y una durabilidad y belleza inigualables. Esta técnica decorativa moderna tiene una gran aceptación en las tendencias más actuales.

Aplicaremos estucos decorativos de diseño, con texturas lisas o estriadas, en entradas, salones, pasillos, en cualquiera de la amplia gama de los ocres, vainillas, rosados, colores cálidos y acogedores, que den luz y relax a nuestra mente. Y si tenemos una vivienda unifamiliar que necesite pintura exterior, podremos pintar la fachada con pintura al silicato.

Si vamos a pintar nuestra casa nosotros mismos lo primero que haremos es preparar las superficies a pintar, tanto en paredes nuevas como paredes que ya hubieran sido pintadas, quitando impurezas con espátula, aplicando selladores, reparando grietas, desconchones y otras imperfecciones. Ahora es el momento de elegir pinturas y colores: Las hay plásticas, vinílicas, acrílicas, todas con base de agua; son las más utilizadas para interiores, por su facilidad de aplicación y no producir olores, y los acabados son opacos o mates o semi-mates o satinados y  brillantes. Los esmaltes sintéticos son otra opción a utilizar para pinturas en interior. De nuestra personalidad dependerá una u otra elección de colores; pueden comprarse ya preparados o prepararlos nosotros mismos. En cuanto a la pintura en sí, la cantidad de manos que apliquemos dependerá de la pared, de si es nueva o antigua y del color que tuviese, pero lo normal es dar dos o tres manos para que quede bien cubierta, dejando secar entre una y otra aplicación.

Para pintar paredes de sótanos utilizaremos pinturas acrílicas, ya que son especiales para pintar superficies de hormigón en interiores, y muy resistentes a la alcalinidad.

Y si lo que queremos es redecorar o restaurar algún mueble de madera como sillas, aparadores, armarios, mesas, existen muchos tipos de esmaltes al agua que no son tóxicos ni producen olores. Lijaremos primeramente el material y aplicaremos la correspondiente imprimación selladora, que también se lijará, siendo suficientes dos manos de esmalte a continuación para dar un toque original y un cambio radical a cualquier ambiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies